Skip to main content

Interacción con el antígeno: Moléculas de histocompatibilidad (I)

En una célula normal los péptidos presentados por las moléculas de histocompatibilidad derivan de proteínas propias. Como los LT son seleccionados para no reconocer lo propio, no pasara nada. Sin embargo, cuando existan patógenos en el interior de las células, la presentación de péptidos extraños llevara al desencadenamiento de la respuesta inmune.

Complejo mayor de histocompatibilidad

En todos los mamíferos, los genes del complejo mayor de histocompatibilidad se encuentran apiñados en una pequeña zona del genoma denominado complejo principal de histocompatibilidad o MHC, que en los humanos se localiza en el brazo corto del cromosoma 6.

Se denomina principal, porque hay otros genes que intervienen en el rechazo o aceptación de transplantes, los cuales se denominan menores o secundarios. Es el sistema genético con mayor responsabilidad en el rechazo de injertos.
gen MHC
Tiene dos regiones, los genes de las clases I, II y III, correspondientes a las respectivas moléculas.De la clase III, nos vamos a olvidar, puesto que posee genes que no están implicados en la presentación del antígeno. En la clase I no se encuentra el gen de la β-microglobulina, esta es monomorfica y se codifica en otro cromosoma. En las de clase II algunos cromosomas contienen una segunda cadena β para las moléculas HLA-DR. Se codifican además de las moleculas antes citadas, otras denominadas “no clásicas”.

ClaseI

: Presentan el antígeno a los linfocitos CD8. Los principales en la presentación de antígenos a los linfocitos T son los denominados genes HLA-A, HLA-B y HLA-C.

Clase II

: Presentan el antígeno a los linfocitos CD4. Los genes importantes en la presentación de péptidos son los genes HLA-DP, HLA-DQ y HLA-DR. A su vez, cada uno de ellos está compuesto por dos cadenas: alfa y beta.

Todos tenemos al menos 6 moléculas de histocompatibilidad de clase I y otras 6 de clase II (3 son de origen materno y las otras 3 de origen paterno). Pero están combinadas de forma diferente.

Todos estos genes están muy próximos entre si, lo que implica que salvo que se produzca una recombinación durante la meiosis, los alelos que codifican para cada una de las variantes se transmitir ligados. Cada combinación de alelos se denomina haplotipo y el hecho de heredarlo ligado supone una probabilidad del 25% de que dos hermanos compartan el mismo.

En la clase I, hay genes como el HLA-G, que producen móleculas denominadas no clasicas, y que su función no es la presentación del antígeno; están implicados en otras funciones, y en concreto, el HLA-G, se piensa que puede estar implicado en la tolerancia materna al feto.

Tres de las características principales de este complejo principal de histocompatibilidad son:

Poligenismo: existen diversas versiones para cada clase de molécula. Cada versión esta codificada por un gen diferente. (HLA=human leukocyte antigens)

  • Clase I : HLA-A, HLA-B y HLA-C
  • Clase II: HLA-DR, HLA-DQ y HLA-DP

Dentro de cada clase tienen una estructura idéntica. Las diferencias se encuentran sobretodo en la hendidura. Esta variabilidad permite unirse a un repertorio distinto de péptidos impidiendo que la mutacion de una proteína pueda evadir la respuesta inmune.

Polimorfismo: si se compara las moléculas de histocompatibilidad en diferentes individuos de la población se observa que existe un gran numero de variantes o alotipos. A diferencia de otras proteínas de las que existen solo unos pocos alotipos y generalmente uno o dos son las dominantes, en el caso de las moléculas de histocompatibilidad existen cientos de variantes y cada una tiene una frecuencia relativamente alta en la población.

Codominancia: Se expresan simultáneamente los genes heredados de ambos progenitores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *