Skip to main content
meiosis

Meiosis

Anteriormente hemos visto que todas las células se dividen como parte de su ciclo de vida. Las células hijas son geneticamente iguales a la madre. Entonces, ¿Por que los seres vivos son genéticamente distintos? Ahora veremos como consigen las células la variabilidad génetica caracteristica necesaria para la evolucion.

Todas las células corporales de un organismo contienen un número determinado de cromosomas, característico de la especie a la que pertenecen. En los organismos eucariontes más complejos los cromosomas siempre existen en pares, hay invariablemente dos de cada clase formando parejas, cada uno de ellos se llama homólogo. Así los 46 cromosomas humanos, constituyen 23 pares.
 
En los gametos la cantidad de cromosomas es exactamente la mitad, existiendo sólo uno de cada clase. Esto ocurre porque son células destinadas a unirse, así cuando un espermatozoide fecunda a un óvulo se reconstituye el número normal de cromosomas de la especie.
 
Como en las células somáticas tenemos dos cromosomas de cada clase decimos que son diploides, en cambio a las gametas las llamamos haploides. Habitualmente designamos el número haploide como “n”y al diploide como “2n”.
 
Por ejemplo para la especie humana, n = 23 y 2n = 46.
 
La constancia del número de cromosomas en las sucesivas generaciones queda asignado por el proceso de meiosis, un tipo particular de división nuclear propia de los eucariontes, que consiste en dos divisiones consecutivas, que comienzan en células diploides en las cuales el número de cromosomas se reduce a la mitad.

Meiosis

La reducción del número de cromosomas en la meiosis no se produce al azar, sino que se separan los miembros de pares de cromosomas para pasar a células hijas diferentes.
 
La meiosis tiene lugar en algún momento del ciclo vital de todos los organismos de reproducción sexual, porque los gametos deben ser haploides para compensar el número doble de cromosomas producto de la fecundación. En animales y algunas algas se produce durante la formación de gametos. En muchos hongos, algas verdes y esporozoarios se lleva a cabo inmediatamente después de la fecundación. En la mayoría de las plantas se realiza después de la fecundación, pero antes de la formación de las gametas, durante la formación de esporas.

Meiosis I

(División reduccional)

Para su mejor estudio describimos varios períodos: Profase I, Metafase I, Anafase I y Telofase

Profase I:

Es el período más prolongado de la meiosis, a la vez para su mayor comprensión consideramos varias subetapas:

Leptonema:

Los cromosomas se presentan como largas fibras, delgadas, poco espiralizadas. Las cromátidas no son visibles.

meiosis profase Ia

Cigonema:

Los cromosomas homólogos se alinean y aparean de una manera altamente específica, este proceso es llamado sinapsis.
 
El apareamiento comprende la formación del complejo sinaptonémico, una estructura proteínica que se halla interpuesta entre los homólogos. Al par de cromosomas homólogos apareados lo llamamos bivalente.
 

Paquinema:

Los homólogos se aparean íntegramente (en toda su longitud). Los cromosomas se visualizan más cortos y gruesos debido al alto grado de espiralización. Cada unidad es ahora una tétrada, compuesta por dos homólogos, es decir cuatro cromátidas. Las dos cromátidas de cada cromosoma se denominan cromátidas hermanas.
 
Durante el Paquinema es característico el intercambio de segmentos, proceso llamado entrecruzamiento o crossing-over. Este intercambio de material cromosómico es una fuente importante de variabilidad genética.
 

Diplonema:

Los cromosomas apareados empiezan a separarse, aunque permanecen unidos en los puntos de intercambio o quiasmas.

meiosis profase Ib

Diacinesis:

La contracción de los cromosomas llega a su máximo, los cromosomas homólogos siguen unidos por los quiasmas que ahora se ubican en los extremos (terminalización de los quiasmas).
 
Mientras ocurren los procesos antes mencionados, se desorganiza la envoltura nuclear y se organiza el huso acromático.

Metafase I

Los homólogos unidos como en diacinesis se asocian por sus centrómeros a las fibras del huso, ubicándose en el plano ecuatorial de la célula.
meiosis metafase I

Anafase I

Se separan los homólogos cada uno hacia polos distintos de la célula. Hacia finales de esta etapa puede observarse el comienzo de la citocinesis (división del citoplasma). Cabe aclarar que la migración de los cromosomas hacia polos opuestos de la célula es al azar.
meiosis anafase I

Telofase I

Los cromosomas ubicados en los polos de la célula se reagrupan. Cada polo recibe la mitad del número de cromosomas de la célula origina. Se completa la citocinesis. Luego de este período puede existir un intervalo llamado intercinesis.
meiosis telofase I

Meiosis II

(División ecuacional)

Esta segunda división es muy parecida ala Mitosis, excepto que no va precedida por una duplicación del ADN.
 
Al comienzo de esta división los cromosomas pueden haberse dispersado un poco, pero vuelven a condensarse. También aquí describimos varios períodos.

Profase II

Se organiza nuevamente el huso acromático. Los cromosomas se unen a las fibras del mismo por sus centrómeros.

Metafase II

Los cromosomas (cada uno formado por dos cromátidas) se ubican en el plano ecuatorial.

Anafase II

Al igual que en la anafase mitótica las cromátidas hermanas de cada cromosoma se separan, migrando hacia polos distintos de la célula.

Telofase II

Se desorganiza el huso acromático, se forman las envolturas nucleares. Ahora hay cuatro núcleos hijos, cada uno de los cuales tiene la mitad del número de cromosomas de la célula progenitora.

meiosis II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *